Blog

Crossfit y longevidad por Head Coach Gerard López

¿Es posible practicar CrossFit toda la vida? ¿Es necesario tener un bagaje deportivo concreto para empezar? ¿La edad es un factor limitante para iniciarme en CrossFit? ¿Se puede competir en cualquier edad?

Como en todos los deportes, hay un proceso de adaptación a la actividad que practicamos. El cuerpo necesita tiempo para que la musculatura, los tendones y el sistema nervioso se adapte a este nuevo estímulo en forma de entrenamiento de alta intensidad. Esa adaptación puede ser más larga o más corta en función de la franja de edad en la que nos encontremos o nuestra condición física actual. A continuación, vamos a realizar una breve reflexión que cada atleta debería realizar antes de entrar en el box: 

CONOCETE A TI MISMO

Hemos de conocernos a nosotros mismos para poder mejorar según la etapa de la vida en que nos encontremos. Una persona joven (18-30 años), puede entrenar sin estar muy atento de sus cargas, volumen o intensidad, ya que su tiempo de recuperación es más corto, entre otros factores.

Cuando nos hacemos mayores, hay factores como la movilidad, la salud articular, el control de la intensidad en nuestros entrenamientos o nuestra higiene postural, que deben ser prioritarios. Y deben prevalecer antes que el tiempo en un wod, levantar cargas máximas o realizar ejercicios sin conocimiento de su técnica. Con la edad, nuestras adaptaciones fisiológicas son más lentas, necesitan más frecuencia y una disminución de la intensidad para lograr buenas adaptaciones.

EL VALOR DE CADA ENTRENAMIENTO

Cada entrenamiento puede hacer mejorar algún aspecto de tu vida diaria, ya sea físico o mental. Ni la edad, ni tu rendimiento deportivo son limitaciones para conseguir objetivos, ya que cada persona puede plantearse objetivos muy diferentes. 

No te limites a objetivos muy grandes, sino que cada vez que entres en el box puedes plantear un reto/objetivo concreto. El mero hecho de terminar un wod dentro del tiempo, y con el peso que te toca, es un éxito y deberíamos valorarlo. Es importante poder definir bien los objetivos, según la edad o tu condición física. 

Uno de los objetivos de todas las edades es sin duda, “el estar sano y en forma”. Mantener el cuerpo entrenado para poder realizar cualquier actividad que te plantees, ya sea jugar con tu hijo, tu nieto, subir una montaña o apuntarte a una media maratón.

La figura del entrenador juega un papel muy importante, ya que con su ayuda puedes llegar a definir muy bien tus objetivos. Por el contrario, un objetivo mal planteado, o demasiado difícil, puede llevarnos a la frustración, y en consecuencia al abandono de la actividad.

COMPETICION EN EDAD AVANZADA

Todos hemos visto a personas de edad más avanzada compitiendo. Sin ir más lejos, cada año vemos en los CrossFit Games, a mujeres y hombres de más de 50 años levantado pesos muy elevados o realizando wods en tiempos imposibles para casi todo el mundo. 

La competición en cualquier disciplina deportiva requiere de un sacrificio. No todo el mundo está dispuesto a sacrificar muchas tareas de su vida diaria para mejorar su rendimiento y ser competitivo. Sí que es cierto que una persona que haya competido en otra disciplina deportiva, estará más acostumbrada a exigirse más y a poder centrar todo su esfuerzo en el objetivo planteado.

Una persona joven (18-30 años) tiene la capacidad de recuperarse antes de los entrenamientos, y por lo tanto poder volver a entrenar con mayor frecuencia e intensidad. Una persona de mayor edad ha de priorizar el número de competiciones, ya que su cuerpo va a necesitar más tiempo para recuperarse y volver a rendir al mismo nivel. ¡Ojo! No quiere decir que no pueda competir, sino que no podrá hacerlo con tanta asiduidad. Otro factor determinante son las lesiones, ya que el tiempo de recuperación suele ser mayor que el de una persona joven. 

En resumen, ¿puedo seguir haciendo crossfit con el paso de los años? Rotundamente sí, pero teniendo en cuenta una serie de factores que pueden hacer que su vida como deportista sea más larga, y con menos lesiones. 




Deja un comentario